Open top menu
Una tarde en la Casa de Miguel de Cervantes y Catalina de Palacios en Esquivias (Toledo)

Una tarde en la Casa de Miguel de Cervantes y Catalina de Palacios en Esquivias (Toledo)

.- Por Mónica Moreno

Hace unos fines de semana estuve en los preparativos previos a unos desposorios. Eran unos desposorios singulares, con protagonistas singulares, y en un lugar de cuyo nombre sí me quiero acordar. Los desposorios databan, nada más y nada menos, que del siglo XVI. Sí, como en la serie de “Los Misterios del Tiempo”, los allí presentes fuimos testigos de cómo sería la boda de unos novios muy especiales, quiénes asistirían y dónde vivirían. Era la boda de  Miguel de Cervantes y Catalina de Palacios.

Una boda rápida. En tres meses. Cervantes viajó a Esquivias a mediados de septiembre de 1584 y conoció a Catalina de Palacios, hidalga esquiviana de 19 años, a los tres meses. Se casaron en la Parroquia del municipio un 12 de diciembre de 1584.

En la casa que hoy se denomina la Casa de Cervantes, que por aquel entonces era dónde vivía Alonso Quijada de Salazar, tío de Catalina de Palacios, todo era un ir y venir de personas que ayudaban a la novia en los preparativos: las costureras, familiares y amigas de la novia y el novio; amigos y vecinos de Miguel de Cervantes que le preguntaban por su afición por la escritura; o el mismísimo Alonso Quijada, enloquecido por las novelas de caballería; o las cocineras que se esmeraban por dar lo mejor a los que estábamos de invitados por aquellos momentos.

Casa museo de Cervantes en Esquivias

Foto cedida por Casa museo de Cervantes en Esquivias

Una  enorme casa, con un gran patio de entrada, que tras cruzarse entras en el encanto de esta vivienda de labranza del siglo XVI, con numerosas habitaciones y rincones especiales –con muebles de aquella época- que en los que según dicen se inspiró Cervantes para crear “Don Quijote de la Mancha”.

Una casa, que fue cedida por Alonso Quijada de Salazar, para que el matrimonio viviera. La planta superior fue para la pareja, y en la que se puede ver la excelente biblioteca, la cocina, la habitación de Catalina y Cervantes,  el cuarto de costura o las cuevas con las tinajas, con excelente vino que por aquel entonces se producía en Esquivias.

Estando en los preparativos previos te das cuenta cómo era la vida del ilustre escritor y cómo su estancia en Esquivias marcó sus libros y cómo sus libros marcaron Esquivias, pues recorrer sus calles es adentrarse en personajes cervantinos. El recorrido por esta casa hace posible descubrir la ventana de la biblioteca a través de la cual Don Quijote arrojaba los libros expuergados de su Biblioteca o cómo era el tipo de vida de los esquivianos del siglo XVI.

Casa museo de Cervantes en Esquivias

Foto cedida por Casa museo de Cervantes en Esquivias

Visitas teatralizadas

Unos desposorios que son posibles revivir gracias al gran trabajo y a la buena interpretación de los actores de la Sociedad Cervantina de Esquivias en las visitas teatralizadas, no sólo de la Casa Cervantes, sino que a lo largo de este 2015 también son posibles disfrutarlas por las distintas calles del municipio de Toledo.

Visitas que se enmarcan dentro de la amplia programación que el Ayuntamiento de Esquivias ha diseñado con motivo del  IV Centenario de la publicación de la Segunda Parte de El Quijote, en 2015. Un programa que todavía tiene recorrido y que culminará  el  12 de diciembre, efemérides del enlace matrimonial entre Miguel de Cervantes y Catalina de Palacios, con el  tradicional banquete de bodas.

Casa museo de Cervantes en Esquivias

Foto cedida por Casa museo de Cervantes en Esquivias

Datos de interés

Documento en pdf con toda la información turística sobre la casa museo para descargar

Toledoenunclic
Escriito por Toledoenunclic

Todavía no hay comentarios.

Nadie ha dejado un comentario para este post. Aun.

Leave a comment